Me gustaría quitar el estigma que tenemos del paciente obeso. La gran mayoría son pacientes normales, pero algunos tienen más sensación de hambre, otros tienen una relación emocional un poco patológica con la comida… El perfil más frecuente son pacientes que tienen ansiedad, porque nuestros estilos de vida pueden provocar ansiedad generalizada y la comida es un aliado. Esa ansiedad nos hace comer diferente porque no escuchamos esa saciedad y comemos más de lo que necesitamos. Por eso vamos de la mano la cirugía endoscópica, la nutrición y la psicología.